Clicks12.4K

Vidas Cruzadas: Martín Lutero y San Ignacio de Loyola

Walter
3
Vidas Cruzadas: Martín Lutero y San Ignacio de Loyola Para Lutero sola la fe era necesaria para la salvación , mientras que para San Ignacio de Loyola también se requieran los meritos. Uno fue …More
Vidas Cruzadas: Martín Lutero y San Ignacio de Loyola

Para Lutero sola la fe era necesaria para la salvación , mientras que para San Ignacio de Loyola también se requieran los meritos. Uno fue fundador y impulsor de la reforma y el otro se convirtió en el guía espiritual de la contra – reforma.
Walter
Lutero el monje hereje y maldito! No al modernismo! No al concilio!
John Carlos
Lo que no comentan los luteranos es sobre todos los asesinatos, asaltos, robos, violaciones etc. Que hicieron después de la tal “Reforma”. Otro dato que callan es que el holocausto Nazi se lo debemos en gran parte a Martin Lutero, Hitler hizo imprimir su panfleto de “Los Judíos y sus mentiras”. Lutero también influyó sobre Stalin, los que más quemaron “brujas” fueron los puritanos, luteranos etc.…More
Lo que no comentan los luteranos es sobre todos los asesinatos, asaltos, robos, violaciones etc. Que hicieron después de la tal “Reforma”. Otro dato que callan es que el holocausto Nazi se lo debemos en gran parte a Martin Lutero, Hitler hizo imprimir su panfleto de “Los Judíos y sus mentiras”. Lutero también influyó sobre Stalin, los que más quemaron “brujas” fueron los puritanos, luteranos etc. ¿quiénes serán más asesinos?.

Veamos estas palabras de un sabio y santo varón: y en sus seguidores es común oírles hablar con odio, así de todo el resto del mundo.

Quien no ame el vino, las mujeres y las canciones, será un estúpido toda su vida
(
Martín Lutero)

“Soy un hombre arrastrado y envuelto en la sociedad, la embriaguez, las tentaciones carnales, la negligencia y otras miserias, sin hablar de los deberes profesionales, que me aturden» (Martín Lutero)

Yo les arrancaría la lengua de la garganta. Los judíos, en una palabra, no deben ser tolerados”.

(Lutero. Sobre los judíos y sus mentiras)

“Primero, sus sinagogas o iglesias deben quemarse… En segundo, sus casas deben asimismo ser derribadas y destruidas… En tercer lugar, deben ser privados de sus libros de oraciones y Talmudes en los que enseñan tanta idolatría, mentiras, maldiciones y blasfemias. En cuarto lugar, sus rabinos deben tener prohibido, bajo pena de muerte, enseñar jamás… La furia de Dios contra ellos es tan grande que están cada vez peor… Para resumirlo, estimados príncipes y nobles que tenéis judíos entre vuestras posesiones, si mi consejo no os es suficiente, buscad otro mejor para que vosotros, y todos nosotros seamos libres de esta insoportable carga diabólica”. (Lutero. Sobre los judíos y sus mentiras.)

"préndale fuego a sus sinagogas o escuelas y entierren y cubran con tierra todo aquello que no se pueda quemar...Yo aconsejo que sus casas sean arrasadas y destruidas... Yo aconsejo que todos sus libros de rezos ... en los cuales tales idolatrías, mentiras, maldiciones, y blasfemias se enseñan, quítenselos, ... y que a sus rabinos se les prohíba enseñar de allí en mas, bajo pena de perdida de vida o miembros...que los salvoconductos en los caminos sean abolidos completamente para los judíos... y que todo sus tesoros de plata y oro se les sean quitados....

Pero si las autoridades se rehúsan a usar la fuerza para restringir al diabólico atropello de los judíos, entonces los judíos, como hemos dicho, deben de ser expulsados de sus países y ordenados a volver... a Jerusalén, a donde puedan mentir, maldecir, blasfemar, difamar, asesinar, robar, asaltar, practicar la usura, burlarse y regodearse en todas esas infames abominaciones que ellos practican entre nosotros y que se vallan....nuestro Señor el Mesías, nuestra fe y nuestra iglesia incorrompida y descontaminada de su diabólica tiranía y maldad." (Lutero, Sobre el judío y sus Mentiras 1543[SH248])

Dejen nos tener su hijo y hagan lo que puedan; si mueren: benditas sean porque seguramente morirán en la noble labor y de acuerdo a la voluntad de Dios... Han visto que débiles y enfermizas son las mujeres infértiles; aquellas bendecidas con muchos hijos son más sanas, más limpias y más felices. Pero si eventualmente se desgastan por tener hijos y se cansan y se mueren, eso no importa. Dejen que mueran pariendo, para eso están aquí." (Martín Lutero, Sobre la Vida Matrimonial, 1522)

Etc. Etc, etc.
jahfuentes