28:01
comunicacionbuga
640
EFFETÁ, Renaciendo en el Espíritu. Los milagros de Jesús son signos que nos llevan a otra curación la espiritual. La sordera espiritual es la incapacidad de escuchar en nuestro interior la voz de …More
EFFETÁ, Renaciendo en el Espíritu.

Los milagros de Jesús son signos que nos llevan a otra curación la espiritual. La sordera espiritual es la incapacidad de escuchar en nuestro interior la voz de Dios, es incapacidad de escuchar la voz del Amado que nos declara su amor. La mudez espiritual es incapacidad para expresar las maravillas que Dios hace a nuestro alrededor, en nosotros mismos y en los demás; incapacidad para ser feliz.

Evangelio

0
Lectura del santo evangelio según san Marcos (7,31-37):

En aquel tiempo, dejó Jesús el territorio de Tiro, pasó por Sidón, camino del lago de Galilea, atravesando la Decápolis. Y le presentaron un sordo que, además, apenas podía hablar; y le piden que le imponga las manos.
Él, apartándolo de la gente a un lado, le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y, mirando al cielo, suspiró y le dijo: «Effetá», esto es: «Ábrete.»
Y al momento se le abrieron los oídos, se le soltó la traba de la lengua y hablaba sin dificultad. Él les mandó que no lo dijeran a nadie; pero, cuanto más se lo mandaba, con más insistencia lo proclamaban ellos. Y en el colmo del asombro decían: «Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.»

Palabra del Señor