Clicks27

TESOROS DE LA CRISTIANDAD | Catedral de Amiens, Francia

Irapuato
2
ESNE San Fermín de Amiens, obispo y mártir fecha: 25 de septiembre fecha en el calendario anterior: 7 de julio †: s. inc. - país: Francia canonización: pre-congregación hagiografía: Abel Della …More
ESNE San Fermín de Amiens, obispo y mártir

fecha: 25 de septiembre
fecha en el calendario anterior: 7 de julio
†: s. inc. - país: Francia
canonización: pre-congregación
hagiografía: Abel Della Costa

Elogio:
En Amiens, en la Galia Bélgica, san Fermín, venerado como obispo y mártir.

Patronazgos: patrono de Pamplona, Picardía y Amiens, de los niños, los toneleros, los comerciantes y panaderos, para pedir contra la fiebre, los calambres, reumatismo, hidropesía y temblores, contra la sequía.

Tradiciones, refranes, devociones: Aunque celebrado no en esta fecha sino el 7 de julio -su inscripción más tradicional-, son famosos mundialmente los «sanfermines» de Pamplona.
Refranes y rimas:
Pide al Santo morenazo, que no te den un cornazo.
Por San Fermín, mocicas a la fiesta, abuelos a la siesta.
Se oyó en el cielo una jota, que hizo a San Fermín llorar; se la cantaba un navarro, que el encierro no verá.
¡Como quieres que yo cante y que temple mi guitarra, si es San Fermín y estoy lejos de la Capital Navarra¡

refieren a este santo: San Fermín de Mende


Existen sobre este Fermín unas actas tardías (del siglo X) que detallan muchos aspectos de la vida del santo, incluyendo su pasión y muerte. Lamentablemente son muy poco confiables, por la lejanía con los hechos que narra, y los rasgos legendarios que presenta. Sin embargo, es muy posible que en las cuestiones fundamentales recojan una tradición firme.

Según esa tradición, Fermín era natural de Pamplona, en Navarra, España, perteneciente a una noble familia pagana del lugar. La predicación de Honesto y Honorato, discípulos del famoso san Saturnino de Toulouse, trajo la fe cristiana a Pamplona, y junto a ella, a la familia de Fermín, quien no sólo se bautizó, sino que fue nombrado obispo y enviado como misionero a las Galias. Allí evangeliza Agen, Auvernia, Anjou, Beauvais, para detenerse finalmente en Amiens (los auténticos obispos misioneros solían serlo de una pequeña comarca, se nota aquí los intentos de las Actas por hacer que su héroe abarque prácticamente todo el territorio de la actual Francia). En Amiens recibe el martirio, y es enterrado por un piadoso senador, cuyo hijo, también llamado Fermín, es ordenado como sucesor, y erige una iglesia en honor de san Fermín.

La lista de obispos de Amiens registra estos dos Fermines, el primero como mártir y el segundo como confesor, aunque se basa en datos muy poco seguros, y es posible que los dos sean en realidad el mismo, el que celebramos hoy. De hecho el Martirologio actual ha eliminado la inscripción del segundo, que figuraba el 1 de septiembre.

De todo esto lo que queda como segura es la vinculación de san Fermín con Navarra como patria de origen, y de Amiens como sitio martirial, donde pudo haber sido un destacado obispo misionero, sin ser necesariamente el obispo fundador de la sede, que parece haber sido Eulogio, en el siglo IV. Es imposible saber, con los datos disponibles, cuándo vivió y recibió el martirio san Fermín; las diversas tradiciones lo ubican entre mediados del siglo III y comienzos del IV.

Este es el Fermín cuyo culto se extendió por Navarra, y dio lugar a los «Sanfermines» del mes de julio. Hay un primer documento de la veneración del santo en Pamplona en 1186, cuando el obispo Pedro II recibe solemnemente de parte del obispo de Amiens las reliquias de san Fermín, establece la solemnidad litúrgica, y dota un convento de canónigos en honor del santo. Estas reliquias, guardadas en un relicario de algunos siglos más tarde, son las que se veneran actualmente en la iglesia de San Lorenzo, en Pamplona.

La fecha de celebración fue al principio el 10 de octubre; sin embargo, quizás por mezcla con la historia del patrono principal de Pamplona, el mencionado san Saturnino, que murió arrastrado por un toro, se comenzó a asociar el culto a san Fermín con los toros. Pero la fecha de octubre quedaba fuera de los toros, y así en 1590, el obispo Bernardo de Sandoval concede el traslado de la parte profana de la fiesta (es decir, el encierro de toros) al 7 de julio, dejando a salvo la festividad litúrgica en su fecha propia. Se escoge esa fecha no por ninguna relación con la vida del santo, sino por «illud tempus esse magis commodum» («por ser este tiempo más cómodo») para la fiesta.

Una versión de las actas legendarias, con abundantes notas, se reproducen en Acta Sanctorum, septiembre VII, págs. 24-50; allí mismo una buena parte del texto se dedica al desarrollo del culto en Pamplona (pág. 46ss.). Mons. Duchesne, en Fastes Episcopaux, III, pág. 112-127 resume los puntos centrales de los datos y problemas del episcopado de san Fermín. El P-. Thurston, en Butler's Lives... menciona una «Histoire de Saint Fermin» de 1861, a la que no he tenido acceso. Imagen: Martirio de san Fermín, por Vincentius Bellovacensis, en el «Speculum historiale», siglo XV, Paris.
Abel Della Costa
Irapuato
Irapuato
San Cleofás, santo del NT (1 coms.)

Conmemoración de san Cleofás, discípulo del Señor, al que con el otro compañero itinerante le ardía el corazón, cuando Cristo, en la tarde de Pascua, se les apareció en el camino explicándoles las Escrituras, y después, en la casa de Cleofás, en Emaús, al conocer al Salvador en la fracción del pan.


San Fermín de Amiens, obispo y mártir

En Amiens, en la Galia…More
San Cleofás, santo del NT (1 coms.)

Conmemoración de san Cleofás, discípulo del Señor, al que con el otro compañero itinerante le ardía el corazón, cuando Cristo, en la tarde de Pascua, se les apareció en el camino explicándoles las Escrituras, y después, en la casa de Cleofás, en Emaús, al conocer al Salvador en la fracción del pan.


San Fermín de Amiens, obispo y mártir

En Amiens, en la Galia Bélgica, san Fermín, venerado como obispo y mártir.

Santos Pablo y Tata, y sus hijos, mártires

En Damasco, en Siria, santos mártires Pablo y Tata, cónyuges, con sus hijos Sabiniano, Máximo, Rufo y Eugenio, que, acusados todos ellos de ser cristianos, entregaron su espíritu a Dios atormentados con azotes y otros suplicios.

San Solemne de Chartres, obispo

En Chartres, en la Galia Lugdunense, san Solemne, obispo.

San Principio de Soissons, obispo

En Soissons, en la Galia Bélgica, san Principio, obispo, hermano de san Remigio.

* San Finbarro de Cork, obispo

En Cork, en la provincia de Momonia, en Hibernia, san Finbarro, obispo.


San Aunacario de Auxerre, obispo

En Auxerre, de Neustria, san Aunacario o Anacario, obispo, durante cuyo episcopado se concluyó el llamado Martirologio Jeronimiano.

* San Ermenfrido, abad

En Cusance, en la región de Besançon, también en Neustria, san Ermenfrido, abad.

* San Sergio de Radonez, abad (2 coms.)

En el monasterio de la Santísima Trinidad, en la región de Moscú, en Rusia, san Sergio de Radonez, quien, elegido como hegúmeno o abad, propagó la vida eremítica y cenobítica que él había practicado primero, y además, como hombre de carácter afable, fue consejero de príncipes y consolador de fieles cristianos.


Beato Marcos Criado, presbítero y mártir

En la sierra de las Alpujarras, cerca de la ciudad hispánica de Granada, beato Marcos Criado, presbítero de la Orden de la Santísima Trinidad para la redención de cautivos y mártir, víctima de los moriscos.

Beatos Juan-Pedro Bengoa Aranguren, Pablo María Leoz y Portillo, y Jesús Hita Miranda, mártires

En la villa de Carrión de Calatrava, cerca de Ciudad Real, en España, beatos Juan-Pedro (José) Bengoa Aranguren, presbítero, Pablo María (Pedro) Leoz y Portillo, religioso de la Congregación de la Pasión, y Jesús Hita Miranda, religioso de la Compañía de María, los tres fusilados por los milicianos que odiaban la Iglesia, durante el furor de la persecución religiosa.

Beato José Antón Gómez, presbítero y mártir

En la Ciudad Universitaria, Madrid, beato José Antón Gómez, sacerdote profeso benedictino, prior del priorato de Montserrat, dependiente de la abadía de Santo Domingo de Silos.