Clicks31

Alegraos

Bottega
Gozaos y alegraos, porque vuestra recompensa muy grande es en los cielos, pues así también persiguieron a los profetas, que fueron antes que vosotros”. Mateo 5 12 Se considera una cosa grande o …More
Gozaos y alegraos, porque vuestra recompensa muy grande es en los cielos, pues así también persiguieron a los profetas, que fueron antes que vosotros”. Mateo 5 12 Se considera una cosa grande o pequeña según la importancia de la persona que la concede. Examinemos ahora quién es el que promete una gran recompensa, aquí es el Señor, que posee los tesoros eternos y las riquezas superiores a toda comprensión, quien ha prometido una grande recompensa. Nuestro premio no debe encontrarse en las cosas visibles, sino en los cielos donde habita la justicia. Experimentan ya este premio los que gozan de bienes espirituales. Decía San Agustín, En Tanto que San Jerónimo, acotaba Debemos gozarnos y alegrarnos porque se nos prepara un premio en el Reino de los Cielos, el cual no podrán conseguir los que siguen en la vanagloria, el que despreciare las cosas del mundo merecerá las eternas; ni puede nadie alcanzar la gloria, si poseído del amor del mundo no llega a desprenderse de él. No nos fijemos en las cosas de esta vida breve, sino suspiremos por las de la eterna; no busquemos las delicias de donde nace muchas veces el llanto y el dolor, sino entristezcámonos con la tristeza que nos alcanza el perdón. solamente el deseo de la virtud es seguido de una recompensa que inspira en el alma una alegría perenne. Cuando comiencen a suceder estas cosas, erguíos y levantad la cabeza porque se aproxima vuestra redención. Luc 21:28 Pero no os alegréis de que los espíritus se os sometan; alegraos más bien de que vuestros nombres están escritos en el cielo. ¡Dichosos los ojos que ven lo que veis! Porque os digo que muchos profetas y reyes quisieron ver lo que vosotros veis y no lo vieron; y oír lo que vosotros oís, y no lo oyeron. Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra esperanza será grande en el cielo. Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas Lucas 6:23