Clicks409

Vacunas

Bottega
3
El pastor EDWARD JENNER miembro de la Royal Society es conocido como: el Padre de las vacunas, en 1791 inoculó a su hijo de 18 meses con viruela el joven Edward “se convirtió en un niño enfermizo y …More
El pastor EDWARD JENNER miembro de la Royal Society es conocido como: el Padre de las vacunas, en 1791 inoculó a su hijo de 18 meses con viruela el joven Edward “se convirtió en un niño enfermizo y exhibió signos de retraso mental”, terminó con daño cerebral y murió joven, muy probablemente de una deficiencia inmune relacionada con la vacuna. Jenner decidió NO vacunar a su segundo hijo. La Iglesia y la Asociación Médica de Londres, se opusieron al tratamiento de Jenner y, en muchas ocasiones realizaron críticas violentas. Bertrand Russell advirtió sobre las vacunas, cuyo contenido en mercurio, dijo, provocarían lobotomías químicas en la población, que los convertiría en zombis sumisos y manejables. El sarampión una enfermedad infecciosa causada por un virus, se creyó que estaba erradicada, pero ha surgido recientemente con fuerza y es solo gracias a los antibióticos que se ha logrado contener. En 2013, murieron 145.700 personas en todo el mundo por sarampión. La industria farmacéutica, cuyos dueños son los grandes magnates del mundo, hacen difíciles las investigaciones sobre la industria más rentable, lo cual de por sí ya es sospechoso, que incluye, además, opiáceos y anticonceptivos. Y surgen preguntas como ¿Por qué las farmacéuticas pagan comisiones a los doctores por prescribir sus remedios, algo común de los grandes laboratorios, pese a que es ilegal? La prescripción excesiva se ha convertido en un problema. Se consumen 10.500 toneladas de opiáceos legales al año. Las cifras de adicción y muertes por sobredosis de opioides es uno de los problemas de salud pública más graves. Unas 100.000 muertes al año, solo en Estados Unidos El timerosal es un compuesto derivado del mercurio que se usa en las vacunas para potenciar la respuesta inmune. En 1998, un artículo publicado por la prestigiosa revista The Lancet, relacionó la vacuna contra el sarampión, las paperas, y la rubéola, que contienen timerosal, con los casos de autismo. No se ha registrado ningún caso de autismo entre los Amish, entre quienes es prohibido vacunar a sus hijos. Andrew Jeremy Wakefield es un cirujano e investigador británico, conocido por su investigación de 1998 y el descubrimiento de la relación entre la administración de la vacuna triple vírica y la aparición del autismo y la enterocolitis. Los componentes más usuales en las vacunas son: tejido fetal abortado de Humanos, tejido renal de monos, metales tóxicos, mercurio, aluminio, glutamato de sodio, formaldehído (conservante de cadáveres) y phenoxyethanol (que en la industria se usa como anticongelante), y utilizan el mercurio como conservante (bajo el nombre timerosal). Científicos en China han desarrollado una nueva línea de células de fetos abortados, WALVAX 2, utilizada para la producción de vacunas antivirales. Debi Vinnedge, Director Ejecutivo de Children of God for Life , denunció: “La industria farmacéutica no va a cambiar su uso de células fetales abortadas cuando tienen la aprobación tácita de nuestros líderes morales y médicos”. Las vacunas son derivadas de células fetales. Debido a que los abortos son pecado para los católicos, han surgido movimientos antivacunas por todo el mundo. Infowars denuncio recientemente que las vacunas contienen aluminio, mercurio, neurotoxinas venenosas y fetos humanos abortados y no deberían ser legales para el consumo humano. La Organización Mundial de la Salud admite que el saneamiento, la mejor higiene y los antibióticos son la principal razón por la cual la enfermedad y la mortalidad han disminuido. No gracias a las Vacunas…
Adelita
malemp
buen hallazgo_ salio de un PROTESTANTE. Es asi el AUTISMO de tantos niños hoy muchos padres ponen 10 vacunas a sus hijo y resultan con autismo