Clicks86
Adelita
6
Hay una formula y oracion magica para que sucedan los milagros y sanaciones ? P. José Eugenio Hoyos. ¿Hay una fórmula y oración mágica para que sucedan los milagros y sanaciones ? Padre José Eugenio …More
Hay una formula y oracion magica para que sucedan los milagros y sanaciones ? P. José Eugenio Hoyos.

¿Hay una fórmula y oración mágica para que sucedan los milagros y sanaciones ?
Padre José Eugenio H.
Irutzun
Irutzun
A los Sacerdotes ya NO les interesa la VERDAD, repiten la mentira de los Masones-Comunistas COLABORAN CON LA MENTIRA DE LA PANDEMIA PARA INSTALAR EL NOM. La verdad es que no hay Pandemia.
Adelita
@Irutzun
No se puede generalizar !
Hay muy buenos sacerdotes como el Padre José Eugenio.👍😊
Irutzun
¡¡Todos somos pecadores!! tentados cada día, en peligro de caer en la tibieza y ser vomitados. En este caso, si no se pone esfuerzo en aprender la Verdad de la Biología Humana, solo se repite la mentira de los masones-comunistas. Satanás es astuto.
La Verdad os hará Libres DE LA OBRA DEL PADRE LUIGI VILLA Denuncian la acción criminal de la OMS, médicos, abogados italianos, integrada por 2000 …More
¡¡Todos somos pecadores!! tentados cada día, en peligro de caer en la tibieza y ser vomitados. En este caso, si no se pone esfuerzo en aprender la Verdad de la Biología Humana, solo se repite la mentira de los masones-comunistas. Satanás es astuto.
La Verdad os hará Libres DE LA OBRA DEL PADRE LUIGI VILLA Denuncian la acción criminal de la OMS, médicos, abogados italianos, integrada por 2000 demandantes COMPARTID POR FAVOR.
MÉDICO FORENSE ALEMÁN DESTAPA LA VERDAD DEL COv-19
Testimonio del doctor FORENSE Klaus Püschel del Hospital Universitario de Hamburgo, Alemania. Único hospital que ha hecho autopsias sobre toda esta plandemia que nos hacen vivir.
ReinoUnido: Abogados, Jurídicos NO SE HA COMPROBADO CIENTIFICAMENTE LA EXISTENCIA DEL COVID19 x lo tanto el confinamiento es ilegal...
- VIRÓLOGA DESMONTA LA PANDEMIA COVID-19 Y CONFINAMIENTO
- LO QUE DEBES SABER SOBRE BACTERIAS Y VIRUS (y que probablemente nunca te contaron) 👍 🌎
- SOMOS BACTERIAS Y VIRUS Biólogo Maximo Sandín
- EL ➎𝐆 DETERIORA LA CAPACIDAD DE RAZONAR, ATACA EL SISTEMA NERVIOSO ES GENERADOR DE VIOLENCIA
Adelita
Hay que rezar por los sacerdotes y no criticar y juzgar!.
¡ESO ES COSA DE DIOS!
Irutzun
¡¡No he condenado a nadie al infierno!! Solo obedezco a Dios. Dios nos pide que examinemos todo a la luz de la Verdad (Fe y Razón). Se ayuda a los sacerdotes diciendo la Verdad, NO apoyando la mentira de los Masones-Comunistas. Los protestantes dividieron al ser humano la Fe de la capacidad de razonar. Los católicos tenemos unidos nuestro Ser, no separamos Fe y Razón www.vatican.va/…/hf_jp-ii_e…More
¡¡No he condenado a nadie al infierno!! Solo obedezco a Dios. Dios nos pide que examinemos todo a la luz de la Verdad (Fe y Razón). Se ayuda a los sacerdotes diciendo la Verdad, NO apoyando la mentira de los Masones-Comunistas. Los protestantes dividieron al ser humano la Fe de la capacidad de razonar. Los católicos tenemos unidos nuestro Ser, no separamos Fe y Razón www.vatican.va/…/hf_jp-ii_enc_14… Dios nos pide que examinemos todo a la luz de la Verdad (Fe y Razón).

"No juzguéis según las apariencias, mas juzgad justo juicio". Los católicos debemos juzgar entre lo que esta bien y lo que esta mal. Entre lo que es pecado y lo que no lo es.
San Pedro es llamado Cefas que era una piedra de juicio que se lanzaba para ver si un reo era culpable o inocente.
Ejemplo: El Magisterio de la Iglesia católica en cambio ha juzgado la homosexualidad como un grave pecado MORTAL que es abominable para Dios y que clama venganza al Cielo.
Por eso la Iglesia católica tiene un sistema JUDICIAL. El sacramento de la confesión es un Juicio donde el pecador se declara culpable y arrepentido.
" Otro de los nombres dados a Pedro es el de Cefas. Cefas viene del griego Psefos que significa según el diccionario Griego-Espanol Vox "Piedrecita para votar, decreto acordado, juicio" esta es la misma palabra que se utiliza en Apocalipsis 2 : 17. Eran dos piedrecitas que se le daba al jurado y que decidía si una persona era culpable o inocente en un juicio del sistema judicial griego, según fuera depositada la piedra blanca o la negra. Lo cual concuerda perfectamente con las palabras de JESÚS: "Lo que ligares en la tierra, será ligado en el cielo…" poder de juicio. A Pedro se le llama Piedra 162 veces en el Nuevo Testamento y Cefas 8 veces www.ewtn.com/…/pedro_el_papado…
Santa Brígida escucha al diablo seduciendo a un OBISPO: ¿Que te importa a ti como vive esta o aquella persona? ¿ Por que has de ofender y corregir a aquellos que te pudieran honrar y amar? Si no te ofenden a ti y a tus amados, ¿Por que te ha de importar como viven y si ofenden a Dios? Si tu eres bueno, ¿por que has de juzgar a otros? (3.2; Cf. 4.125). Santa Brígida afirma que muchos sacerdotes siguen este consejo, para su propia perdición. Ignoran pecados que deben ser corregidos. Deciden olvidar, en razón de su devoción mundana y carnal, así como su interés excesivo en el respeto humano, que reprobar al pecador es un trabajo espiritual de piedad y que el descuido de este será tomado en cuenta ante Dios (3.15). También acusa a obispos de tolerar e ignorar el gran escándalo de sacerdotes que viven sin castidad.
nazareusrex.blogspot.com/…/jesus-revelo-sa…

Lamentablemente son muchos los fieles católicos confundidos que, yendo en contra de la moral enseñada por la Iglesia, sostienen que juzgar siempre es malo.
Las únicas dos vías por las que un católico podría llegar a oponerse a lo enseñado por la Iglesia son ignorancia o perversidad. Si a esto le sumamos obstinación la dificultad para superar el error será casi invencible. Este artículo está dirigido a quienes de forma honesta y humilde reconocen que del tema saben poco, o nada, y desean superar su estado de ignorancia vencible por amor a la Verdad, que es Cristo, y a su única Iglesia, columna y baluarte de la Verdad (1 Tm 3, 15).
ÍNDICE

Confrontación Bíblica
¿Qué es juzgar y cuándo lo hacemos?
La Iglesia nos enseña cómo juzgar
Fuentes de moralidad: objeto, fin y circunstancias
Santo Tomás de Aquino
San Agustín
Un juicio privativo de Dios
Conclusión