Idioma

La cabaña

Los pensamientos de Dios, no son iguales a los pensamientos del hombre, los caminos de Dios, son indescriptibles para el hombre.