Clicks31

En Lourdes la Virgen hizo un llamado Urgente a la conversión y nos llama a imitar su pureza

En el Quinto dia de la La novena que tiene el Imprimátur emitido por el Gobierno Eclesiástico de la Archidiócesis de Buenos Aires en 1926 leemos
Oración del día quinto
Nuestra Señora de Lourdes, antes de decir vuestro nombre y de comenzar en el desierto lugar donde os aparecisteis la maravillosa serie de milagros que deben extenderse por todo el universo, habéis querido recordar a la tierra la gran Palabra que el Precursor de vuestro Hijo predicaba en las riberas del Jordán: “¡Penitencia! ¡Penitencia! ¡Penitencia!”. Habéis querido hacer comprender a nuestro empedernido sensualismo, que el arrepentimiento, la reparación y la expiación de las faltas cometidas son las más urgentes necesidades de nuestro culpable siglo, y la más saludable preparación para las gracias y beneficios del Cielo.