Clicks33

Iconoclastas Blasfemos?

Bottega
Gregorio magno, Papa y Doctor de la Iglesia (540-604), Es el último de los grandes Padres de la iglesia. En medio de la caida del imperio romano en un mundo que la mayoría no sabía leer, mando a …More
Gregorio magno, Papa y Doctor de la Iglesia (540-604), Es el último de los grandes Padres de la iglesia. En medio de la caida del imperio romano en un mundo que la mayoría no sabía leer, mando a evangelizar con imágenes según la orden de Cristo, el Dios encarnado, “Quien me ve a MI, VE AL PADRE”. Fomentó, el culto de las reliquias, las devociones populares. La reforma del canto sacro, llamado por ello Música Gregoriana. Que consiste en cantar los salmos y la palabra de Dios. Así se evangelizo durante toda la edad media con arte y música, hasta la llegada del islam que fomenta la destrucción del arte sacro, el término iconoclasta se refiere a quien destruye pinturas o esculturas sagradas. Un ejemplo de iconoclasia fue la tradición bizantina, sobre todo de León III, que ordenó la destrucción de todas las representaciones de Jesús, de la Virgen María y, especialmente, de los santos. Las sectas protestantes ven en la veneración a las imágenes una manifestación de idolatría, por eso han iniciado guerras para destruir imágenes católicas, como la guerra de los 30 años, ignorando que el mesías se ha encarnado y mostrado su rostro, “Quien me ve a Mi ve al padre”. Esto dejó las iglesias de los países que se tomaron, desprovistas de la belleza de los Iconos, Pinturas que representaban la vida de nuestro señor y la virgen, obras de arte milenario se perdieron, mosaicos, esculturas que catequizaban la historia bíblica perdidas para siempre. Como si el templo de Jerusalén que el propio mesías frecuentaba, no hubiera estado lleno de imágenes, pinturas y esculturas, que representaban la creación y los Angeles. En nuestros tiempos han cambiado su técnica los iconoclastas, introduciendo lo que podemos llamar arte Blasfemo subrepticiamente en lugares santos, con la excusa de la evolución del arte, podemos ahora encontrar verdaderos demonios y dragones en lugares otrora destinados a Dios. Esto se ha dado también en el contexto de ideologías revolucionarias, donde la palabra revolución significa atacar a Dios y burlarse de su Obra. Introduciendo algo que llaman el cristo histórico, como un resentido social, que buscó formar una especie de grupo guerrillero y por eso lo mataron. Para la muestra, la diosa razón entronizada en las catedrales del mundo durante la revolución francesa, era la meretriz mas reconocida de cada pueblo y esa era la llamada “Religión del Ser Supremo”, de Robespierre y los que se hacen llamar iluminados por la ilustración, unos “ilustres ignorantes”. Mas recientemente, vemos verdaderos dragones y adefesios que llaman arte, en los otrora santos santuarios alrededor del mundo. Balando berrinches, en las que solían ser solemnes misas, en las que se conmemora la muerte y resurrección del Dios Vivo, que se encarnó para salvarnos, murió crucificado y para mostrar su Poder resucito de entre los Muertos.. Berriches en los que se Arremeda tristemente la orden de comunicad; “con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y salmodiando al Señor en vuestros corazones” San Gregorio magno mientras tanto se debe revolcar en su tumba, mientras toma nota para pasarle a Dios el dato en el cielo…