es.news
920

La “reforma” de Francisco queda afuera

Francisco ha publicado finalmente Praedicate Evangelium (PE), la Constitución Apostólica sobre la Curia Romana (250 artículos).

Dado que la fe no es importante para Francisco, el dicasterio vaticano por excelencia ya no será la Congregación para la Doctrina de la Fe, como debería ser, sino un “Dicasterio para la Evangelización" que será presidido por Francisco.

Este organismo se crea a partir de Propaganda Fidei (cardenal Luis Tagle) y el Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización (arzobispo Rino Fisichella). Para provocar conflicto, Tagle y Fisichella se convertirán en pro-prefectos, pero se da prioridad a Fisichella.

La degradada Congregación para la Doctrina de la Fe absorberá la Comisión para la Protección de Menores.

Lo más importante: la Secretaría de Estado sigue siendo central.

La Limosnería Apostólica se convertirá en el “Departamento para la Caridad”.

El Pontificio Consejo para la Cultura y la Congregación para la Educación Católica se fusionan.

Según PE, los clérigos y religiosos de la Curia Romana son nombrados sólo por cinco años, renovables para un segundo mandato de cinco años - una regla que seguramente será utilizada selectivamente.

Imagen: © Mazur/cbcew.org.uk, CC BY-NC-ND, #newsFpjzqhdwpd