es.news
621

Modernista con rostro humano golpea a la cruzada anti Misa de Francisco

“Practicar el ecumenismo con tantas comunidades cristianas, a veces gravemente pobres en su núcleo de la fe en Cristo, y no saber cómo dialogar y caminar ni siquiera con los tradicionalistas [= católicos] no es ciertamente un signo de auténtica caridad fraterna”, escribe en noviembre de 2022 en el sitio web VitaPastorale.it Enzo Bianchi, ex prior de Boze, no conocido por ser un católico acérrimo.

Él atestigua su amor a los monasterios de Rito Romano por la liturgia, la fidelidad a la tradición monástica y la intención evangélica, y califica a la próspera abadía francesa de Le Barroux como “una comunidad floreciente”.

“Confieso que me encontré mejor entre ellos que en algunos monasterios que dicen ser fieles al Vaticano II, pero que viven una vida de residencia religiosa no monástica”, admite Bianchi.

Cuando Francisco le preguntó en 2014 sobre los “tradicionalistas”, Bianchi respondió que si aceptan el [fracasado] Vaticano II, el [desacreditado] oficio petrino de Francisco y el [destartalado] Novus Ordo entonces “déjelos vivir”.

Para Bianchi hay tanta tensión y oposición en la Iglesia “que no podemos permitirnos perder la paz eucarística”. También pide -con más de medio siglo de retraso- que se presida la Eucaristía sin “dejadez, banalidad y fealdad”.

Su mordaz veredicto sobre el Novus Ordo: “Hay demasiado protagonismo del presbítero, demasiada verborrea, cantos mal editados e indignos, homilías que ahora se alimentan casi sólo de las humanidades, la psicología, la historia del arte: encantan a todos, pero no convierten a nadie”.

Para Bianchi, la situación es “dramática” y comprende por qué los “amantes de la tradición” se aferran al Rito Antiguo, que nunca debe ser despreciado ni devaluado.

Imagen: Enzo Bianchi © wikicommons, CC BY-SA, #newsHydhscphfd