Clicks44
Bottega
1
Amén. La palabra “Amén” ha pasado a la liturgia cristiana en su lengua original hebrea, como las palabras Aleluya y Hosanna. “En verdad, en verdad os digo”, el “Amén” lo emplea Cristo muchísimas …More
Amén.

La palabra “Amén” ha pasado a la liturgia cristiana en su lengua original hebrea, como las palabras Aleluya y Hosanna. “En verdad, en verdad os digo”, el “Amén” lo emplea Cristo muchísimas veces en su predicación: “Amen, amen dico vobis”, “en verdad, en verdad os digo…”, identificando así su palabra con su persona –Cristo, el Amén de Dios- El testigo de la verdad. Comenta san Agustín este “amén”: “Palabra que significa verdad y certeza, y que no se traduce ni en griego ni en latín, sino que se deja velada en su misterio hebreo” El “Amén” es fidelidad, es Verdad, es decir “Sí”. Esto alude a su raíz hebrea, emparentada con la palabra tanto “verdad” y “certeza” como “fidelidad” el “amén” resuena a semejanza de un trueno celeste que abate los templos de los ídolos, dijo San Jeronimo Con el “Amén”, dirá san Agustín, los fieles rubrican, firman, sellan, la plegaria eucarística: “lo suscribís cuando respondéis Amén”, “decir ‘Amén’ es suscribir” (Serm. 229,3). Esta formula se repite en los evangelios, es la palabra de Dios garantizando su Voluntad: 26 veces en san Juan 28 veces en san mateo, 7 en Lucas y 13 en marcos En verdad, en verdad os digo que veréis abrirse el cielo y a los ángeles de Dios subiendo y bajando sobre el Hijo del hombre. Jua_1:51 y se desarrolla a lo largo de todo el evangelio anunciando el reino de Dios Asi: En verdad, en verdad os digo que el que escucha mi palabra y cree en el que me envió, tiene la vida eterna y no es juzgado, porque pasó de la muerte a la vida. En verdad, en verdad os digo que llega la hora, y es ésta, en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que la escucharen vivirán. En verdad, en verdad os digo: El que cree, tiene la vida eterna. En verdad, en verdad os digo que, si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros. En verdad, en verdad os digo que todo el que comete pecado es siervo del pecado. En verdad, en verdad os digo: Si alguno guardare mi palabra, no verá jamás la muerte. En verdad, en verdad os digo: Yo soy la puerta de las ovejas;" En verdad, en verdad os digo que, si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, quedará solo; pero, si muere, llevará mucho fruto." En verdad, en verdad os digo que quien recibe al que yo enviare, a mí me recibe, y el que me recibe a mí, recibe a quien me ha enviado. En verdad, en verdad os digo que uno de vosotros me entregará. En verdad, en verdad os digo que el que cree en mí, ése hará también las obras que Yo hago, y las hará mayores que éstas, porque Yo voy al Padre;" En verdad, en verdad os digo que lloraréis y os lamentaréis, y el mundo se alegrará; vosotros os entristeceréis, pero vuestra tristeza se volverá en gozo."
perceo3 shares this
44
La palabra “Amén”

Un concepto