Clicks346
es.news

A pesar de la ideología de la pobreza y de la exageración de los abusos: para Francisco, la codicia y la lujuria son los pecados “menos graves”

“Los jesuitas no deben dividir”, dijo Francisco a los jesuitas el 5 de setiembre en Mozambique, aunque él mismo exacerbó las divisiones cuando fue provincial de los jesuitas y también como Papa.

Preguntado sobre los protestantes, quienes alejan a las personas de la Iglesia prometiendo riqueza, Francisco distinguió entre los buenos protestantes [que no convierten a nadie] y los malos protestantes [que sí lo hacen]. Dijo que los predicadores de la prosperidad “no pueden ser definidos como cristianos”. Pero en enero del 2014 Francisco se dirigió al predicador de la prosperidad Kenneth Copeland en un vídeo, hablando sobre “hermandad”, “unidad” y “amor”.

Después, Francisco se entretuvo con el eslogan del “clericalismo”. Lo explicó como un “levantarse y gobernar”, un camino que él mismo siguió.

Continuó con el eslogan de la “rigidez”, invocando a sacerdotes jóvenes “todos duros en sotanas negras” con “sombreros que tienen la forma del planeta Saturno”. Francisco advirtió que detrás de esto hay “problemas morales”.

Sin embargo, se contradijo inmediatamente al decir que los “clericales” se enfocan en combatir los pecados sexuales. Es un hecho además que los “problemas morales” comenzaron cuando los sacerdotes se quitaron su atuendo clerical para hundirse anónimamente en la depravación moral.

Pero además, los “problemas morales” no son una gran preocupación para Francisco. Él llama a la lujuria y a la codicia los pecados “menos graves”, un pensamiento "liberador" después de una exageración de los abusos a lo largo de una década.

Finalmente, Francisco se entretuvo con el eslogan de la “xenofobia”. Esto le inspira recomendar el “mestizaje”.

#newsYfdzmpodcg