Clicks387
es.news
4

“Cambiar de posiciones es signo de madurez” - ¿Francisco cambiará?

El papa Francisco dijo en su discurso de apertura en el Sínodo sobre la Juventud que los delegados deberían hablar “abierta y valientemente”, aunque él es conocido por castigar a los que hacen eso.

Luego dijo que “la crítica constructiva puede ayudar”. Y también que “si hay alguien a quien no le gusto [cardenales de los Dubia, Viganò], debo escuchar más atentamente”.

Francisco pidió “dar la bienvenida y comprender a los otros”, “cambiar nuestras convicciones y posiciones”, y llamó a esto “un signo de gran madurez humana y espiritual”.

Repitió sus viejos clichés que la Iglesia “no siempre” debería tener una “respuesta ya preparada” y que no “debe estar cerrada a [presuntas] novedades” ni tampoco a [presuntas] “sorpresas de Dios”.

“Es posible que debamos movernos en formas impredecibles”, agregó. Hasta aquí la ideología liberal-modernista de Francisco ha sido muy predecible.

#newsKndfbxqcqa
adeste fideles
Bergoglio habla con hipocresía.
apostolesdemaria
Médico, cúrate a ti mismo... Presumes de lo que careces Bergoglio... Pura farsa.
Pacocatolic
Cambiarás tú? Madurarás tú? Te aplicarás tus consejos a ti mismo?
jamacor
“Es posible que debamos movernos en formas impredecibles”, agregó. Hasta aquí la ideología liberal-modernista de Francisco ha sido muy predecible.

Se cree dios. Es una actitud babélica. No necesito a Dios. Soy la persona más poderosa del mundo. Y mira que podría repetir la frase de san Miguel: ¡Quien como Dios! Pues no.

Aparece como Satanás, que es el que desvía a la persona del camino correcto…More
“Es posible que debamos movernos en formas impredecibles”, agregó. Hasta aquí la ideología liberal-modernista de Francisco ha sido muy predecible.

Se cree dios. Es una actitud babélica. No necesito a Dios. Soy la persona más poderosa del mundo. Y mira que podría repetir la frase de san Miguel: ¡Quien como Dios! Pues no.

Aparece como Satanás, que es el que desvía a la persona del camino correcto. Es el embaucador que conduce a la humanidad por el mal camino. Y tiene el poder en el mundo caído.
En el satanismo teísta, Satanás es considerado una fuerza positiva y deidad que es adorado o venerado. Satanás es principalmente un acusador y adversario, una entidad decididamente malévola, también llamada el diablo, que posee cualidades demoníacas.