es.news
697

Plan de Decrecimiento Poblacional mundial - Vacuna anti-Kobid de Pfizer afecta la producción de espermatozoides

En un reciente estudio llevado a cabo por científicos israelíes se informa que uno de los efectos que tiene la inyección experimental de Pfizer “contra” el bichito de supuesto origen chino provoca grandes disminuciones en el recuento de espermatozoides entre los hombres después de la segunda dosis de la inyección de ARNm Covid de Pfizer, es decir, provoca esterilidad en los varones, aparentemente en forma temporal.

Este estudio fue llevado a cabo por seis científicos e investigadores israelíes -Itai Gat, Alon Kedem,Michal Dviri,Ana Umanski,Matan Levi,Ariel Hourvitz,Micha Baum- que trabajan en el Shamir Medical Center, en Zrifin (Israel); en la Sackler Medical School, en la Universidad de Tel Aviv (Israel); en el Herzliya Medical Center, (Israel) y en el Sheba Medical Center, Ramat Gan (Israel). Fue publicado el 17 de junio de este año en el sitio web Doi.org y difundido a través de la Wiley Only Library de la revista Andrology (en Covid‐19 vaccination BNT162b2 temporarily impairs semen concentration and total motile count among semen donors - Gat - - Andrology - Wiley Online Library).

Entre otras cuestiones, el estudio informa que las pruebas en ratas encontraron que luego de inyectadas, las ratas hembras sufrieron una gran cantidad de abortos espontáneos y que gran parte de la inyección se depositó en ovarios y testículos de las ratas. O sea, el fabricante conocía muy bien este efecto esterilizante de su producto en animales, lo cual no le impidió bregar por su aplicación masiva en seres humanos, no sólo adultos, sino también en jóvenes y ahora en niños, a partir de los 6 meses de edad.

Es evidente que lo que en realidad es un perjuicio para la salud humana para el fabricante y para los dueños de su empresa (los grandes fondos de inversión como BlackRock, Vanguard Group, Capital Research and Management, Fidelity Management and Research, Wellington Management, etc., tal como se puede constatar aquí) es, a la vez, un resultado buscado adrede, si tenemos en cuenta que la disminución del crecimiento poblacional a través de vacunas fue anunciado proféticamente por el señor Bill Gates el 18 de febrero de 2010, en una conferencia TED [Technology, Entertainment and Design] pronunciada en Long Beach, California, afirmando explícitamente que a través de nuevas vacunas, servicios de salud reproductiva y cuidado de la salud se podría disminuir el crecimiento poblacional mundial en un 10 o 15%, para reducir la cantidad de personas en el mundo de 9.000 a 8.000 millones de personas (se puede ver la exposición de 27 minutos en el sitio web Ted.com. Su anuncio sobre la reducción poblacional a través de vacunas se encuentra en el minuto 4:20 hasta el minuto 4: 40).

Resulta muy llamativo que esta predicción-objetivo de Bill Gates esté en todo de acuerdo con la proyección que la población mundial tendría que alcanzar en el año 2050 según el famoso Memorando 200/74 – Implicancias del crecimiento poblacional mundial para la seguridad de Estados Unidos y sus intereses de Ultramar, aprobado y refrendado por el entonces presidente Gerald Ford en 1975 mediante la Decisión de Seguridad Nacional 314/75.

En el Memorando está determinado que la población mundial en el año 2050 debe llegar a un nivel de 8.000 ó 9.000 millones de habitantes en el mundo, de ninguna manera debe llegar a 10.000 ó 13.000 millones (National Security Study Memorandum [NSSM 200], Implications of Worldwide Population Growth For U.S. Security and Overseas Interests, 10 de diciembre de 1974, “Executive Sumary”, pp. 4, 8-9).

El problema es que en 20 años, del 2000 al 2020, la población mundial pasó de 6.000 millones de personas a 7.700 millones, en un contexto de fortísima reducción de la natalidad a través de los distintos planes de anticoncepción y de legalización del aborto. En consecuencia, ¿cómo piensan lograr que en 30 años la población mundial sólo crezca 300 millones o 1.300 millones de personas? Con las “nuevas vacunas” propuestas por el señor Bill Gates en el 2010.

Es evidente que a esta altura de los acontecimientos este objetivo sólo puede alcanzarse a través de la vacunación universal ya “profetizada” en el 2010, disfrazada de preocupación por la salud de la totalidad de la población mundial, aunque paradójica y esquizofrénicamente se impulse el genocidio anual prenatal de 50 millones de personas por nacer, totalmente desechables en este esquema.

José Arturo Quarracino
22 de junio de 2022

Alex Berenson: Documento sobre COVID muestra una disminución en el conteo de espermatozoides como resultado de las vacunas

Por Joe Hoft

Un estudio de las vacunas COVID muestra que el conteo de espermatozoides en los hombres se reduce como resultado de recibir la vacuna.


Alex Berenson informó sobre un artículo revisado por pares y publicado en la revista Andrology, el cual muestra grandes disminuciones en el recuento de espermatozoides entre los hombres después de la segunda dosis de la inyección de ARNm Covid de Pfizer.

Según los recuentos de hombres que donaron esperma a tres clínicas de fertilidad en Israel, este hallazgo es devastador, desde el punto de vista médico y político.
Llega al corazón de la pregunta más candente sobre las inyecciones de ARNm, si tienen riesgos ocultos de fertilidad. Ese problema ha estado latente desde principios de 2021, luego de que informara que los datos mostraban que las inyecciones habían causado un exceso de abortos espontáneos en ratas, y otros informes que mostraban que cantidades mensurables de la vacuna llegaron a los ovarios y testículos en pruebas en ratas.

Desde entonces, los "verificadores de datos" de los medios de comunicación y las autoridades de salud pública han desestimado y se han burlado de las preocupaciones y de cualquiera que las plantee.

Berenson compartió una “verificación de hechos” de Reuters de diciembre de 2021 donde la postura fue que no hay evidencia de que la fertilidad masculina se haya visto afectada por las vacunas COVID.

El artículo de Reuters fue en respuesta a los tuits de Gillian McKeith sobre las vacunas que afectan negativamente a la fertilidad masculina.

Berenson comparte: “Ahora, después de que quinientos millones de hombres han recibido inyecciones de ARNm, los escépticos parecen tener razón. De nuevo. El documento israelí ofrece evidencia contundente de que las vacunas pueden presentar un riesgo sistémico para el recuento de espermatozoides de los hombres. Lo que era una teoría de la conspiración ahora es simplemente una teoría. OTRA VEZ”.

El documento plantea preguntas sobre el mecanismo de acción que deben responderse de inmediato. Y además del riesgo de miocarditis, el hallazgo es más evidencia de que alentar, y mucho menos obligar, a los hombres menores de 40 años a aplicarse las vacunas de ARNm fue un error catastrófico.

Sin embargo, los autores calificaron sus hallazgos al informar que después de cinco meses, los niveles de esperma se recuperaron. Por lo tanto, las disminuciones fueron solo temporales, escribieron.

Dejando de lado el hecho de que una disminución de cinco meses difícilmente califica como temporal para alguien que intenta formar una familia, o en comparación con una “vacuna” que pierde efectividad contra Omicron en semanas o meses.

Como han señalado otros escritores, los datos reales en el documento no respaldan realmente el argumento de que los niveles de esperma volvieron a la normalidad después de cinco meses. De hecho, según algunas mediciones, los niveles continuaron disminuyendo.

En lugar de reconocer este hecho, los autores ofrecieron el mejor giro posible a sus datos, mientras que al mismo tiempo publicaron las cifras cerca del final del artículo para que otros investigadores pudieran ver la realidad por sí mismos.

Esta táctica es ahora un lugar común entre los investigadores que publican datos que podrían generar preocupaciones sobre las inyecciones de ARNm. Es probable que sea una respuesta a la abrumadora presión política que pretende ocultar la crisis cada vez más profunda en torno a la seguridad y la eficacia de las inyecciones que los gobiernos han administrado a más de mil millones de personas en todo el mundo.

Publicado originalmente en inglés el 21 de junio de 2022, en Alex Berenson: COVID Paper Shows Declining Sperm Counts as a Result of Vaccines
Traducción al español por: José Arturo Quarracino