Clicks304
es.news
1

Admisión involuntaria: para obispo de la Curia romana, los modelos de caminos del Vaticano II son “suicidas”

Durante el confinamiento por el coronavirus, el obispo pro-homosexual Mario Grech, quien es el nuevo secretario general del Sínodo de los Obispos, descubrió el protestantismo de tercera clase.

El 14 de octubre dijo en el sitio web LaCiviltaCattolica.com que deberíamos dejar de centrarnos en los sacerdotes, para reflexionar más sobre los ministerios laicos y contemplar “otras formas” diferentes a los sacramentos para experimentar a Dios.

Grech está tan excitado con sus juguetes de estantería seudo protestantes que los llama “una nueva eclesiología, quizás incluso una nueva teología y un nuevo ministerio”.

Para él, sería nada menos que “suicida” retornar, después del virus, a los mismos modelos pastorales que hemos practicado hasta ahora”. No pudo haber expresado una condena más enérgica de los métodos del Concilio Pastoral del Vaticano Segundo, pero al igual que Caifás “no dijo esto por sí mismo”(cfr. Jn 11, 51).

Grech quiere “proyectar la sacristía en la calle” y “transformar los pabellones de los hospitales en otras 'catedrales'” - el habitual aire caliente procedente de clérigos quijotescos.

Le parece “curioso” que los fieles se hayan quejado de no haber podido recibir la Comunión y celebrar funerales en la iglesia, pero no tantos se han preocupado por cómo reconciliarse con Dios y el prójimo, cómo escuchar y celebrar la Palabra de Dios y cómo vivir una vida de servicio.

En otras palabras: para Grech, los católicos practicantes que financian al clero podrido, incluido Grech, a través de la limosna son hipócritas.

#newsNgnpzyqilx

jamacor