Clicks832
es.news
3

¿Por qué? Un sacerdote se “casa” con su novia de toda la vida en su lecho de muerte

El padre J.-F. C., párroco de Ginebra (Suiza), murió el 25 de abril de un linfoma, muy poco antes de cumplir 63 años.

Casi dos semanas después, una pintora de 52 años y ex monja declaró en el sitio web 24heures.ch que C. había contraído matrimonio civil con ella poco antes de entrar en coma inducido ante su agonía.

El padre J.-F. C., párroco de Ginebra (Suiza), murió el 25 de abril de un linfoma, muy poco antes de cumplir 63 años.

Casi dos semanas después, una pintora de 52 años y ex monja declaró en el sitio web 24heures.ch que C. había contraído matrimonio civil con ella poco antes de entrar en coma inducido ante su agonía.

Ambos se conocieron cuando C. era diácono y ella religiosa. Mantuvieron una amistad durante 30 años, marcada por una “pasión platónica” y “una voluntad aplacada de castidad”, como dice 24heures.ch.

El sacerdote estaba a cargo de una gran unidad pastoral en Ginebra, que incluye cuatro parroquias. Durante el servicio fúnebre, el obispo de Ginebra/Friburgo/Lausana, monseñor Charles Morerod, quien conocía las circunstancias, mencionó en su homilía al sacerdote “amigo fiel y de corazón durante treinta años”.

Según el sitio web Cath.ch de los obispos suizos, la decisión de “casarse” respondía a una necesidad de “coherencia” y “reconocimiento”. Si esto fuera cierto, deberían haberlo hecho treinta años antes. Es más probable que el sacerdote nombrara heredera a la ex religiosa, en cuyo caso el matrimonio civil la eximió del impuesto a las sucesiones, que puede llegar al 26% en el cantón de Ginebra.

El sacerdote estaba a cargo de una gran unidad pastoral en Ginebra, que incluye cuatro parroquias. Durante el servicio fúnebre, el obispo de Ginebra/Friburgo/Lausana, monseñor Charles Morerod, quien conocía las circunstancias, mencionó en su homilía al sacerdote “amigo fiel y de corazón durante treinta años”.

Según el sitio web Cath.ch de los obispos suizos, la decisión de “casarse” respondía a una necesidad de “coherencia” y “reconocimiento”. Si esto fuera cierto, deberían haberlo hecho treinta años antes. Es más probable que el sacerdote nombrara heredera a la ex religiosa, en cuyo caso el matrimonio civil la eximió del impuesto a las sucesiones, que puede llegar al 26% en el cantón de Ginebra.

Imagen: © Mazur, CC BY-NC-ND, #newsPxncoqblde

DEFENSA DE LA FE
Que mal ejemplo de ese sacerdote y de esa ex monja. Algo denigrante. Bien nos dijo Nuestra Madre en lassalete.
jamacor
adeste fideles
✍🏻pudo haber pretendido quizá sin faltar a la castidad, beneficiar a la religiosa de alguna manera que no queda clara (económica quizá?) pero en ese acto se ha escandalizado a los fieles y se han generado suspicacias que dañan a la iglesia...valió la pena?