es.news
5583

Obispo italiano eliminó el rezo del Credo en Misa de Epifanía, para agradar a los no creyentes

El obispo de Pinerolo (Italia), monseñor Derio Olivero, de 58 años, omitió el rezo del Credo durante una Misa vespertina de Epifanía celebrada el 6 de enero en su catedral. Olivero llamó a la …More
El obispo de Pinerolo (Italia), monseñor Derio Olivero, de 58 años, omitió el rezo del Credo durante una Misa vespertina de Epifanía celebrada el 6 de enero en su catedral.
Olivero llamó a la celebración una “Misa de los pueblos”. Fueron invitados autoridades civiles y representantes de otras denominaciones religiosas.
Al final de su homilía, les dijo a los fieles que rezaran el Credo en silencio, “pues aquí hay también no creyentes”.
Después de un embarazoso silencio, reanudó la Misa como si no hubiera ocurrido nada. El 9 de enero, frente al sitio web LaNuovaBq.it, pretendió justificarse diciendo que él no violó la liturgia, aunque en ésta es obligatorio el rezo del Credo.
Explicó que durante el silencio los católicos podían haber rezado el Credo, mientras que valdenses y ortodoxos que estaban presentes en el templo podían proclamar algo en lo que ellos creen. "Todo en silencio", pero confirmando su absoluta fidelidad al Misal.
Sin embargo, la Misa en su totalidad es profesión de la …More
Gesù è con noi
Derio Olivero se rebela contra el sacerdocio y contra la Iglesia católica. Es otro apostata marxista que fue invalidamente elegido por el anti papa Bergoglio. Populismo: un obispo al revés
bear
Estos Judas trabajando en su propia condenación!
vgg
Vg2: A eso se llama avergonzarse de Dios. Jesús dijo que el que se avergonzara de EL, también Jesús se avergonzaría de él ante SU PADRE. Estos buscan el liderazgol, el reconocimiento y la popularidad social; es decir están sumergidos en el Clericalismo.
apostolesdemaria
Es normal, Como proclamarán una fe que no tienen?.
Gesù è con noi
Y nosotros los fieles católicos para AGRADAR a Jesús NO escuchemos a ese traidor que se avergüenza de proclamar a la Santísima Trinidad delante de los hombres infieles.